Hijos, feria y educación financiera

Aprovechemos cada momento de nuestra vida cotidiana para enseñarles a nuestros hijos educación financiera.

 

Acabamos de pasar las navidades, en nuestro pueblo como en muchos otros lugares se instaló una pequeña feria infantil, donde había varias atracciones para jugar los niños, como vivimos en Galicia estas fechas fueron bastante pasadas por agua, cada día que pasamos por la zona de feria decían los niños, un día que no llueva podremos venir verdad, pues claro que si.

 

Ese día llegó, no lo habíamos preparado, pero al pasar los niños nos lo recordaron, como en nuestro presupuesto mensual tenemos una partida reservada para ocio decidimos que si podían ir. Por supuesto que le explicamos que solo irían una vuelta en cada cosa y que tenían que elegir qué atracciones le gustaban más ya que no íbamos a ir en todas, le explicamos como siempre que el dinero lo utilizamos para muchas cosas y si no generas mas este se acaba.

 

Un ejercicio básico de educación financiera:

Unos días más tarde era la cabalgata de reyes por lo que estaríamos otra vez cerca de la feria, entonces esta vez sí que lo preparamos para que ellos aprendan más y mejor. Antes de salir de casa le digo, chicos si hoy queréis ir a la feria después de la cabalgata tendréis que llevar vuestro dinero porque nosotros hoy no vamos a gastar en esa actividad.

 

  • (Yo) ¿Queréis coger dinero de vuestra hucha?
  • (Iago) Pues lo vamos a decidir te lo decimos ahora, (unos segundos después) ya lo hemos decidido, si queremos ir y llevaremos nuestro dinero
  • (Yo) ok, pues decidme en qué quereis ir y hacemos cuentas para saber cuánto necesitáis
  • (Adán) Yo quiero ir al torito
  • (Iago) Yo la pesca de patos
  • (Yo) Vamos hacer cuentas, como tenemos bonos descuento las atracciones nos cuestan 2€ cada uno y los patitos tenemos opción de 3 patos 3,5€ o 7 patos 6€
  • (Iago) Yo creo que el de la pesca tiene otra opción, de 15 patos
  • (Yo) Tienes razón esa creo recordar que eran 10€ pero no estoy segura
  • (Iago) pues yo quiero los 15 patitos
  • (Yo) me parece mucho dinero en patitos que al final lo que consigues es un pequeño juguete de menos valor
  • (Iago) Yo es lo que quiero
  • (Yo) ¿ Adán seguro que tu solo quieres ir a los toritos? Así solo necesitas 2€
  • (Adán) No, también quiero ir a las otras 2 colchonetas
  • (Yo) ok, entonces necesitarás 6€, vamos a cogerlos
  • (Yo) Iago entonces ¿cuánto vas a necesitar?
  • (Iago) 10€
  • (Yo) ok, si lo usas solo en los patitos no podrás subir en ninguna otra atracción, ¿ eso es lo que quieres verdad?
  • (Iago) No, no, no, mejor 6€ en patitos y así puedo ir a otra cosa. (Aquí se da la lección el solo).
  • (Yo) Bien pues cojamos los 10€

Así les hacemos ver que para ir a la feria se necesita dinero, además son conscientes de que si gastas todo en una cosa no te queda dinero para más, ahora ya nos vamos a la cabalgata y a la feria.

 

De camino ya se hablaron entre los dos y se organizaron como iban a hacer, Adán se iba primero a los toritos y Iago a los patitos, luego al acabar los dos se fueron juntos a las otras dos atracciones y al terminar no pidieron nada más, sabían que se había acabado. Nos fuimos a casa sin ningún enfado.

 

Yo considero que al hacerlo así no solo le enseñamos educación financiera, sino que además le ayudamos con su gestión emocional.

 

Nosotros como padres vamos a ocuparnos de hacerlo lo mejor posible y darle las herramientas para que cuando sean mayores las utilicen lo mejor que puedan, ya sabéis el dicho, prepara a tu hijo para el camino, no el camino para tu hijo.

 

Esto no quiere decir que tengamos el éxito de nuestros niños asegurado, lo que sí aseguramos es que somos conscientes de que es necesario explicarles las reglas del juego cuanto antes para que tengan más posibilidades de ganar la partida.

 

Habla con tu hijo de dinero, es un recurso que utilizará toda la vida.

Otros artículos relacionados:

¿Qué podemos hacer para que nuestros niños adquieran hábitos de finanzas saludables?

 

Los niños aprenden jugando, aprovechemos esta forma de aprender para enseñarles finanzas.

 

Hucha, un objeto que nos ayuda con el ahorro