Hucha, un objeto que nos ayuda con el ahorro

 

Con una simple hucha podemos aprender un buen hábito de educación financiera. Este objeto que se utiliza desde hace miles de años nos ayuda a crear el hábito del ahorro.

Significado de hucha:

Recipiente cerrado para guardar monedas; en su parte superior tiene una ranura estrecha y alargada por donde se introducen las monedas, de canto, pero por donde no se pueden sacar.

La primera hucha o caja para guardar dinero descubierta de la que tenemos constancia se remonta al siglo II a. C. en Priene (antigua colonia griega ubicada en la actual Turquía). Esta primera hucha antigua representa un mini templo griego de la época con una hendidura en el frente

Una de las formas más comunes de la hucha es el cerdito y cada lugar tiene su historia:

En España, la matanza del cerdo permitía conservar durante todo el año una fuente importante de proteínas de origen animal. Por todo ello, las primeras huchas tienen forma de cerdito, símbolo de ahorro y de reserva para el futuro

En la Inglaterra del siglo XV los anglosajones usaban una arcilla anaranjada para fabricar artículos de cocina a la que llamaban pygg, que en inglés se escribe y suena de modo muy parecido a la palabra cerdo (pig). Las ollas, jarras, envases y todo tipo de utensilios que fabricaban servían además para guardar monedas, de modo que la propia evolución, y la creatividad de los ceramistas, convirtieron el juego de palabras en una alegoría que relacionaba el ahorro con la riqueza y la abundancia.

En el Lejano Oriente el concepto de ahorro representado en forma de animal no se relaciona con el cerdo, sino con el jabalí (el celeng), que incluso es utilizado como símbolo por algunas entidades bancarias indonesias. También hay otras figuras de animales vinculadas con la fortuna, como el Chan Chu (el sapo del dinero) o el gato amarillo japonés de la fortuna, Maneki Neko.

Este simple recipiente nos puede ayudar a conseguir nuestros objetivos.

Crea una hucha con objetos reciclados, aquí tienes tres ejemplos:

 

Tarro de cristal 

Simplemente deberás cortar con un cúter una hendidura ancha en la tapa para crear una hucha estupenda. Puedes decorarlo o dejarlo transparente para ver el dinero. 

Botellas de agua convertidas en cerditos

Puedes hacer unos divertidos cerditos con botellas de agua, esta es una idea de lo más original.

Simplemente deberás colocar la botella de manera horizontal, pegar 4 tapones en la parte inferior para simular las patas, y hacer una hendidura ancha en la parte superior con la ayuda de un cúter para introducir las monedas.

A continuación decora el cerdito como más te guste con rotuladores permanentes, tela o pegatinas y estará listo para usar.

Hucha con un marco de fotos profundo

Este tipo de hucha es el que utilizo yo con mis hijos ya que es muy visual y además tiene varias divisiones para diferentes objetivos. Deberás conseguir un marco de fotos con profundidad y hacerle hendiduras en cada división, puedes decorarla como a ti te guste, yo tengo la suerte de tener en mi familia a https://www.facebook.com/Creaconadva/ y me las ha hecho ella con su gran creatividad, a medida que vayas introduciendo las monedas o billetes verás cómo te acercas a tu meta. 

Antes de empezar a meter dinero en ella tienes que saber cual es tu objetivo y cuanto dinero necesitas para alcanzarlo, así tendrás claro cuando podrás realizarlo.

Estos son varios modos de llenar la hucha:

– Vaciar las monedas que llevemos en los bolsillos al finalizar cada jornada.

– Evitar ese café diario que nos hemos acostumbrado a tomar y que realmente no necesitamos. A razón de 1,20 € diarios, estaríamos metiendo en la hucha 432 euros al año.

– Acumular todas las monedas de 2 euros que consigamos o todos los billetes de 5 euros. Pretender ahorrar con monedas de 1, 2, 5, 10 o 20 céntimos es absurdo. Se trata de apartar una cantidad que no suponga un sacrificio, pero que sea lo suficientemente grande como para generar ahorro.

– Preahorro, destinar un pequeño porcentaje de nuestro sueldo a la hucha y no contar con él. Este método es con el que mejores resultados obtendrás

Con herramientas sencillas como es la utilización de una hucha, tendrás buenos hábitos de educación financiera.

Organiza, planifica y sueña.