4 Métodos de ahorro

Antes de comenzar a ahorrar vamos a definir este término: El ahorro es guardar dinero de hoy para tener un futuro brillante, es fácil definirlo pero no tan fácil lograrlo, así que como todos queremos tener un futuro brillante, os comparto varios métodos para facilitar este hábito y poder llevar a cabo la acción:

4 Métodos de ahorro

 

– Método 50/30/20

Este método consiste en dividir tus ingresos en 3 porcentajes

  • 50%– para vivir (hipoteca, comida, agua, luz….)
  • 30%– para ocio, formación, teléfono nuevo….
  • 20%– ahorro

Con este método solo tendrás que fijarte en 3 categorías, si eres de las personas que no te gusta mucho hacer seguimiento de cada uno de tus gastos, esta es una buena forma de hacerlo. A principio de mes solo tienes que saber cuánto puedes gastar y en qué, ejemplo: Ingreso 1000€, 500€ para el alquiler, la luz, comer, ropa…, 300€ ocio, formación, teléfono nuevo, viajes…, 200€ ahorro.

– Método de los 6 sobres

Divides tu ingreso del mes en 6 sobres, este nos recuerda a la gestión de las abuelas, fué creado por el experto en ahorro y autor del famoso libro Los secretos de la mente millonaria ,T. Harv Ecker.

  • 50% gastos cotidianos: el alquiler, la luz, el agua,comida..
  • 10% de ahorro: para el futuro.
  • 10% de inversión: el medio que te ayudará a alcanzar los objetivos a largo plazo
  • 10% de ocio: actividades de ocio, tales como salir con amigos, ir al cine, viajes, etc.
  • 10% de educación: para crecer personalmente, es sumamente importante contar con una buena educación, por lo que el emprendedor sostiene que parte del dinero tiene que ser gastado en libros, cursos, programas y cualquier otro método de adquisición de conocimientos y cultura.
  • 10% de donación: como no estamos solos en este mundo, Harv Eker dicta que es necesario donar un 10% del dinero para poder colaborar con quienes más lo necesitan.

Te ayuda a distribuir en seis apartados importantes tu economía.

– Método kakebo

Método japonés, significa libro de cuentas y que se puede definir como honestidad con uno mismo. Lo creó una periodista japonesa, Hani Motoko lo ideó en 1904 para ayudar a las amas de casa en la economía doméstica.

Consiste en hacer un diario de tus finanzas, puedes comprar el cuaderno del método o lo puedes hacer manualmente. Anotas todo lo que pasa con tu dinero, ingresos y gastos, a principio de mes decides en que vas a gastarte el dinero y luego anotas a lo largo del mes todo lo que haces para comprobar que te estás ajustando a lo que has decidido.

– Pre-ahorro

El preahorro es un método para ahorrar dinero que intenta ofrecer una alternativa al modo de ahorro tradicional. La mayoría de las personas tienen el hábito de recibir unos ingresos, afrontar una serie de gastos y a final de mes considerar como ahorro la cantidad que ha quedado sin gastar. El preahorro propone justo lo contrario: ahorrar antes de empezar a gastar.

La fórmula es sencilla: cada mes, según se ingresa el salario, el dinero que se desea ahorrar se manda a otra cuenta diferente. De tal forma, esa cantidad de dinero no está nunca disponible en la cuenta de uso diario y no es necesario hacer un esfuerzo para no gastarlo.

Estos son solo cuatro ejemplos de métodos que existen para favorecer el ahorro, si te gusta alguno haz uso de él, también puedes combinar dos de ello, ya que el pre-ahorro se ajusta a cualquiera, primero decides lo que vas ahorrar con cualquier de los métodos anteriores y luego das la orden al banco, ahorrar antes de gastar es la mejor decisión que puedes tomar para guardar ese dinero del futuro.

Pero ¿ahorrar para que? Aunque la definición que he compartido nos lo deja claro, tenemos que hacer algo más, ponerle nombre al ahorro. Saber para qué lo queremos, así nos  sentiremos bien viendo crecer esas cuentas, ejemplos:

  • Cancelar hipoteca antes de lo previsto
  • Tener una buena jubilación
  • Estudios de nuestros hijos
  • Cambiar el coche
  • Vacaciones de los próximos años
  • Comprar una casa en la playa

Cuando tienes claro el para qué quieres ahorrar será más fácil, ya que cuando tengas pensado gastar, vas a hacerte la siguiente pregunta, ¿Que es más importante comprarme ahora este “reloj” o guardar este importe para mi futuro (jubilación, vacaciones, coche…)?. Recuerda revisar tus pequeños ladrones de sueños, si los localizas tendrás más dinero para hacer lo que realmente es importante para ti.

Cuanto más organices y planifiques mejores resultados obtendrás, estos son 4 métodos sencillos de aplicar, te animo a que empieces con alguno de ellos, organiza, planifica y sueña OPS.