Todas las familias podemos tener tranquilidad financiera.

Todas las familias podemos conseguir tranquilidad financiera así tendremos mas seguridad y nos sentiremos mejor con nuestra economía familiar.

 

Como se consigue la tranquilidad financiera

 

Uno de los primeros pasos para que la economía familiar sea estable es tener un dinero reservado que aporte tranquilidad y seguridad familiar. Se conoce como fondo de emergencia, ese dinero que te da tranquilidad ante un imprevisto, un pilar fundamental para que la economía familiar sea estable.

¿Te ha pasado alguna vez que se te ha estropeado el coche o algún electrodoméstico y comenzaste a sufrir pensando cómo solucionarlo? Si tu respuesta es sí, es porque no dispones de un dinero guardado para estos imprevistos.

Los imprevistos son esos gastos que no esperabas que te pasasen pronto, pero realmente  pueden ser previstos, ya que sabemos que todo tiene una vida útil,  algún día la nevera va a dejar de funcionar, el coche va a necesitar una reparación ,  la vitrocerámica va a dejar de calentar y suma y sigue.

Todo esto va a pasar si o si. Si tu te anticipas y dejas un dinero apartado para la próxima vez que pase, vas a estar más tranquilo. Ya que puedes solventarlo sin un esfuerzo económico en ese momento.

“Un hombre que no piensa y planifica su futuro encontrará problemas desde su propia puerta” – Confucio.

Una de las herramientas principales de la educación financiera es planificar, ya que eso significa anticipar y programar, por eso tener un fondo de emergencia es el primer paso que debes de tener para que tu economía familiar sea estable, este es un dinero que debes de tener apartado y reservado única y exclusivamente para gastos inesperados y necesarios.

Las vacaciones no son un imprevisto, para irte de vacaciones tendrás que apartar dinero de otro sitio.

El fondo de tranquilidad tienes que tenerlo durante toda tu vida, los imprevistos llegan en cualquier momento, si estás preparado para ello ya va a ser previsto por lo que activas tu plan de solvencia para solucionarlo.

Ahora bien, en el momento que tengas que disponer de él, el siguiente paso es volver a rellenarlo para seguir estando preparado para la próxima.

 

Estos son los pasos a seguir para crear un fondo de emergencia:

 

  • Saber cual es el importe adecuado para ello

Según la normativa técnica de calidad el importe adecuado es de 3 meses de consumo, así que  lo primero que tenemos que saber es cuánto gastamos al mes y en que nos lo gastamos.

  • Comprobar  que disponemos de ese dinero

Tenemos que comprobar nuestro dinero físico, en cuentas bancarias o efectivo, ya que en cuanto sepamos el importe que debemos tener en este fondo lo vamos a reservar única y exclusivamente para imprevistos, si no disponemos de todo el importe comprobamos cuánto nos falta.

  • Si no disponemos del dinero suficiente

A partir de ahora reservamos todo el ahorro para el fondo de emergencia

  • Lo depositamos en un lugar seguro

Este importe tiene que estar en un lugar de fácil acceso y seguro y que no cueste dinero, por lo que una cuenta corriente es lo más fácil y básico para tenerlo, si todavía existen cuentas bancarias con coste 0.

A partir de este momento ya comienzas a tener tranquilidad económica, la economía familiar comienza a ser más estable y te sentirás mejor, ya que sabes que tienes un plan de solvencia para afrontar imprevistos y  ahora es mucho más fácil ahorrar, porque no tendrás imprevistos que te lo impidan.

El fondo de emergencia es una herramienta básica que se utiliza cuando tienes una buena educación financiera, como puedes comprobar es algo sencillo de hacer y todas las familias somos capaces de conseguirlo. Este es el comienzo para tener una buena salud financiera.

Organiza, planifica y sueña. OPS