¿Por qué no consigo ahorrar?

En nuestra economía familiar es común tener unos pequeños ladrones de sueños, pasan desapercibidos y el resultado es que a final de mes, no tenemos ni idea de dónde está nuestro dinero, esta es una de las razones por las que no podemos ahorrar.

 

Qué son estos pequeños ladrones que hacen que no pueda ahorrar

 

Son estos gastos que aparentemente no tienen importancia, también llamados gastos hormiga. Como son tan pequeños pasan desapercibidos, pero si los sumas, te puede sorprender el resultado. Por eso, yo les llamo “ladrones de sueños”, ya que en vez de invertir ese dinero en algo tan importante para tí como es la realización de un sueño, lo gastas en cosas realmente innecesarias.

Te pongo varios ejemplos de gastos hormiga para que te evalúes.

Café fuera o para llevar. Ese gasto diario puede llegar a suponer hasta 50€ al mes.
Antojos. Esas visitas casuales al chino de tu barrio, a la máquina de vending o al quiosco de camino a casa para una golosina, un dulce o un refresco.
Comida a domicilio. Llegas a casa, no te apetece cocinar y pides un menú por teléfono o mediante una aplicación móvil. En serio, ¿no tienes nada para comer en casa?
Parking: Como llegamos justos a la cita, no tenemos tiempo de buscar dónde aparcar, así que lo metemos en el parking.
Compra online compulsiva. La trampa del comercio electrónico en la que casi todo el mundo cae: la compra en un clic. Seguro que más de una vez has hecho compras hormiga de productos que después no has utilizado.
Productos no previstos en la lista de la compra. Ir al supermercado es como vivir una aventura repleta de tentaciones. Llegas a casa con un montón de paquetes llenos de azúcar, snacks, precocinados y cuando te pones a guardarlo todo, te das cuenta de que no has comprado lo que realmente necesitabas.
Comisiones de productos de los bancos. Un típico gasto hormiga que se acumula de forma recurrente si no tienes cuidado al elegir tus productos financieros.
Plataformas: Netflix, amazon prime… Tenemos acceso a muchas plataformas con contenido atractivo que nos ofrecen la suscripción a cambio de un importe mensual en apariencia bajo. Sin embargo, al final de año, cuando sumas todo lo invertido, te das cuenta de que es un buen pico y que no le has sacado el partido que creías. Y sin embargo, ahí siguen, robando sueños.
Vicios: los más comunes son el tabaco y el alcohol, una cajetilla de tabaco al día puede suponer 150€ al mes.
Suministros: es muy habitual contratar una tarifa de teléfono y al cabo del año te la suben porque se terminó la oferta. Tú no le prestas atención y estás pagando un precio mucho más elevado de lo que necesitas. Yo he reducido mi factura 25€ al mes, por lo que a final de año tendré 300€ más para vacaciones.

Como puedes ver son muchos los gastos que pueden pasar desapercibidos y se llevan una parte importante de tu sueldo. La frase hecha “un grano no hace granero pero ayuda al compañero”, sirve tanto para ingresos como para gastos. En este caso, hacemos un montón de gasto sin darnos cuenta.
¿Tienes integrado en tu día a día alguno de estos 10 ejemplos de gastos?
Te invito a que hagas un estudio de los últimos meses y sumes todo el dinero que has destinado a estos gastos. Cuando los tengas identificados, haz el cálculo del dinero que se te ha ido en gastos innecesarios en el año, luego multiplícalo por 10 años. Seguro que la cantidad ahora no pasa desapercibida, ¿verdad? Te das cuenta cómo el ladrón de sueños no es tan difícil de atrapar, sólo tienes que ser consciente de ello.

Te hago un ejemplo con la cajetilla de tabaco. Yo no soy fumadora pero cuestan alrededor de 5€, así que ponemos este importe para el ejemplo y nos imaginamos que gastamos una al día.
5€ X 30 (días de 1 mes) = 150€ (importe de 1 mes)
150€ X 12 (meses) = 1.800€ (importe de 1 año)
1800€ X 10 (años) = 18.000€ (importe en 10 años)
Si eres fumador, ahora tú decides si quieres 18.000€ para cumplir sueños o para no beneficiar ni tu salud corporal ni financiera.

Así que ya sabes, empieza ya a cambiar los gastos hormiga por sueños que quieras cumplir, verás cómo es más gratificante para ti.

Organiza, planifica, sueña.